Una recomendación de expertos ignorada hasta que vino la tragedia

El sábado pasado, en medio de las intensas lluvias que afectaron al país, una parte de un muro del paso a desnivel entre las avenidas 27 de Febrero y Máximo Gómez colapsó, dejando un resultado trágico de nueve personas fallecidas.

Sin embargo, 24 años antes, expertos del Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (Codia) recomendaron reemplazarlo, tras determinar en un informe que hubo “fallas estructurales” en la construcción de la obra tras un incidente parecido al de antier, de acuerdo con un reportaje de aquella época del desaparecido diario El Siglo.

Entre los expertos que participaron en el mencionado informe está el geólogo Osiris de León habló con LISTÍN DIARIO, quien resaltó la similitud de ambos casos y explicó lo que ocurrió antes del colapso.

Lo que pasó en 1999 fue lo mismo que pasó ahora, llovió torrencialmente, la caliza en Santo Domingo es muy porosa y muy cavernosa. Eso genera que esa caliza se sature rápidamente y al saturarse sube lo que se llama presión de poros”, dijo de León.

El geólogo añadió que, si la presión de poros no se libera, esta “empuja” el muro y eventualmente la presión supera la resistencia de la pared y provoca que se caigan.

Asimismo, aseguró que el fallo del sábado no ocurrió por falta de mantenimiento, sino que era un incidente inevitable debido a los fallos desde la concepción de ese proyecto.

“No tuvo nada que ver con el mantenimiento lo del sábado. Nada que ver, eso se cae nuevo o viejo… Ahí es donde está la deficiencia (en la forma en que fue estructurado el paso desnivel)”, aseveró.

SÓLO SE CORRIGIÓ UNA PARTE

El geólogo lamentó que, tras la caída parcial del muro hace 24 años, el remozamiento realizado por la entonces Secretaría de Obras Públicas (dirigida por Diandino Peña) solo fue en la parte afectada, mas no en el paso desnivel completo.

“Hice una evaluación en el 1999 e hice una serie de recomendaciones (de las que se) solo se aplicaron en ese muro, pero no en los otros”, expresó.

¿QUÉ HACER AHORA?

De León indicó que a pesar de que la parte del muro que se cayó el sábado no fue la misma que hace 24 años, las recomendaciones que hizo en ese entonces son aplicables en la actualidad.

La primera de las recomendaciones es la necesidad de arriostrar transversalmente los demás muros, como ocurre en los pasos de desnivel de la avenida 27 de Febrero con la Dr. Defilló, Carmen Mendoza de Cornielle, Núñez de Cáceres y Privada.

Igualmente señaló que los cuatro muros deben estar debidamente anclados y con suficiente drenaje para que, cuando llueva de manera torrencial, no le haga daño.

“El Codia recomendó a la Secretaría de Obras Públicas remozar y reemplazar el muro lateral norte reconstruido del paso a desnivel de la 27 de Febrero con Máximo Gómez porque se puede caer y provocar un trágico accidente”, recogió El Siglo.

Similarmente, el informe subrayó la necesidad de reformular el drenaje pluvial del paso desnivel porque, en su defecto, provocaría que las “paredes podrían ceder con todo”.

LAS VÍCTIMAS DEL COLAPSO

Según el conteo de la Policía Nacional, el total de víctimas del colapso del muro del paso desnivel de las avenidas 27 de Febrero y Máximo Gómez fueron nueve.

Las fallecidos fueron identificadas como Omar Alejandro Méndez Avilés, de 70 años; Solange María Méndez, de 31; el haitiano Bonet Dobelier, de 35; Ramón Martínez Cesani, de 75; Awilda Vásquez Burgos, de 68; María Nereyda Martínez Vásquez, de 32; el puertorriqueño Maicor Osoria; el general Eduardo Cabrera Castillo, de 65.

También perdió la vida una ciudadana haitiana que no pudo ser nombrada, dado que no portaba documentación.