Noticias 

Siguen allanamientos contra acusados de corrupción estatal

Compartir:

La Procuraduría Especializada de Persecución a la Corrupción Administrativa (Pepca) enfila sus cañones contra otros exfuncionarios del pasado gobierno que han sido señalados en actos de corrupción durante sus funciones en el Estado.

Ayer el titular de la Pepca, Wilson Camacho, reveló que tienen decenas de investigaciones abiertas, y a pocas horas de sus declaraciones se llevaron a cabo varios allanamientos simultáneos en empresas y residencias del Distrito Nacional.

La institución dijo que hubo apresamientos, sin embargo, no identificó de quiénes se trataba.

Trascendió que uno de los allanamientos se realizó en la Torre Alco Paradiso, en el sector La Esperilla, en el Distrito Nacional, en el apartamento de Francisco Pagán, exdirector de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE), quien guarda prisión por la llamada Operación Antipulpo.

Mientras que otra de las intervenciones se ejecutó en la vivienda del excónsul dominicano en Cuba, Víctor Guillermo Librán Báez, quien figura como un supuesto testaferro de Alexis Medina, hermano del expresidente Danilo Medina.

De acuerdo con lo explicado en la página 8, numeral cuatro del expediente de medida de coerción, Librán Báez figura en la presunta asociación de malhechores que habría armado Alexis Medina para “estafar y desfalcar al Estado en un concierto de voluntades con varios funcionarios públicos, a través de procesos de compras y contrataciones públicas en múltiples instituciones”.

Entre las instituciones de las que habrían estado desviando fondos, según la acusación, aparecen la OISOE, el Fonper y el Ministerio de Salud Pública.

El inmueble del excónsul estaba cerrado y en su interior no había personas, de acuerdo con lo dicho por el abogado Cándido Simón, quien se presentó como representante del excónsul.

De acuerdo con las informaciones suministradas por el reconocido jurista, los agentes policiales y representantes del Ministerio Público procedieron a reemplazar el llavín y apostaron a dos agentes armados para que custodien la residencia.

Cándido Simón expresó que si existe algún requerimiento, lo van a investigar en la Procuraduría para ver de qué se trata, pero que hasta el momento no ha recibido ninguna orden de allanamiento por parte de las autoridades.

El abogado dijo que se presentó al lugar del allanamiento, luego de haber recibido una llamada del exterior por parte de familiares de Luis Guillermo Librán Báez, quien también se encuentra fuera del país, precisamente en Cuba.

Simón descartó las posibilidades de que el exdiplomático pida asilo en esa isla.

“Ya no hay manera de esconderse, ya no hay secreto en parte. Ya hay organismos y mecanismos muy eficientes de colaboración internacional”, precisó.

Mencionados, pero libres

Además de Librán Báez, la acusación de la Operación Antipulpo menciona otros dos miembros de la presunta red, que no han sido apresados. Sus nombres son Wacal Vernavel Méndez Pineda, tesorero de la Fundación Tornado Fuerzas Vivas; y Rafael Leónidas de Óleo, vocal de la misma entidad utilizada supuestamente para malversar fondos.

Por el caso hay un grupo de exfuncionarios, proveedores privilegiados y supuestos testaferros que fueron apresados el pasado domingo y están a la espera de que les conozcan medida de coerción.

La medida cautelar será conocida el próximo domingo, el Ministerio Público pedirá que sean enviados a prisión preventiva y que el caso sea declarado complejo.

Entre los detenidos están los hermanos del expresidente Danilo Medina: Juan Alexis Medina Sánchez y Carmen Magalys Medina Sánchez, así como Francisco Pagán Rodríguez, Lorenzo Wilfredo Hidalgo Núñez, Rafael Antonio Germosén Andújar, Fernando A. Rosa Rosa, Aquiles Alejandro Christopher Sánchez, Domingo Antonio Santiago Muñoz, Julián Esteban Suriel Suazo y José Dolores Santana Carmona.

Wilson Camacho advirtió que están citando personas debido a las decenas de pesquisas en curso y esperan en un futuro cercano llevar más casos de corrupción a los tribunales.

A través de un comunicado, la Pepca advirtió que sus acciones para llevar a la Justicia a los responsables de estos actos de corrupción solo tendrán como límite, tal y como lo ha venido planteando la procuradora general Miriam Germán Brito, la garantía de los derechos fundamentales de las personas investigadas.

Los operativos de ayer forman parte de las múltiples acciones que desarrolla el cuerpo investigativo del órgano acusador, compuesto por 50 fiscales y técnicos, para establecer los alcances de los delitos cometidos contra el Estado en este caso.

El Pulpo

Según las autoridades, Alexis Medina era el “Pulpo” que tenía tentáculos en múltiples instituciones. Utilizó una fundación que decían era “una organización de ayuda a personas de escasos recursos”, pero que en realidad fue una fachada y su verdadero fin era financiar las campañas de Danilo Medina y de Gonzalo Castillo”, según la Pepca.

167 Vistas

Noticias Relacionadas

Casos COVID-19 en Tiempo Real