Salud 

Por estas razones no debes estornudar hacia adentro

Compartir:

Muchas personas tienden a reprimir sus estornudos de manera frecuente, ya sea para evitar incomodar a otras personas, por vergüenza o últimamente en el afán de extremar las medidas de precaución ante la propagación de los virus. Sin embargo, no debes estornudar para adentro ni evitar que el aire salga por la nariz. Aquí te contamos los motivos por los que no debes habituarte a esta costumbre.

En primer lugar, al reprimir el estornudo, las partículas se arrastran hacia adentro y puedes lesionar los tejidos de tu nariz, lastimando los vasos y venas nasales y provocando en ocasiones un sangrado involuntario. Además, las bacterias podrían infectar las zonas sangrantes o pasar al oído medio, a los senos paranasales y generar infecciones.

Esto además puede producir que se inflamen tus fosas nasales y también tus tímpanos, por lo que puedes tener dolores de cabeza, dolores de oído y también alteraciones en la audición. Seguramente te habrá pasado alguna vez, si es que reprimiste un estornudo, que se te taparon los oídos y es consecuencia de ello.

¿Qué debes hacer? Alcanza con tapar la nariz y la boca con un pañuelo descartable o con la parte interior del codo como al toser. Al desechar el pañuelo, solo debes lavarte las manos correctamente para eliminar cualquier rastro de bacterias y virus.

 

239 Vistas

Noticias Relacionadas

Casos COVID-19 en Tiempo Real