Internacionales 

Magnicio en Haití se enrarece y RD urge por la asistencia internacional

Compartir:

SANTO DOMINGO.- Doce días han pasado desde el magnicidio del presidente de Haití y hasta el momento no se tiene una versión clara sobre los autores intelectuales y sus motivos. Mientras, la crisis política del vecino país luce cada vez más compleja.

La Cancillería de la República Dominicana emitió ayer un comunicado en el que urge la asistencia de la comunidad internacional, resaltando que no hay una solución dominicana a la crisis haitiana.

Detalles siniestros

El diario Semana, de Colombia, ha reconstruido sobre la base a varios testimonios, las escenas circundantes en torno al magnicidio de Jovenel Moïse. Uno de esos testimonios, es el de la primera dama, Martine Moïse.

La noche en que ocurrieron los hechos pernoctaba en la habitación conyugal con Jovenel, en el momento en que empezaron a escuchar disparos.

Martine narró a los investigadores del FBI que por instinto escondió a sus hijos en uno de los baños de la residencia, aseguró la puerta con llave y regresó donde su esposo.

Ambos procedieron a esconderse bajo la cama pero sus pies les delataron con los agresores. Se trataba de los exmilitares Mario Palacios Palacios, aún prófugo y Mauricio Javier Romero, además de Duberney Capador, ambos abatidos en enfrentamiento con la Policía haitiana.

Dispararon a Martine y arrastraron a Jovenel de debajo de la cama mientras recibían instrucciones a través de un teléfono celular desde donde se les confirmaba los rasgos físicos del presidente y se ordenaba su ejecución.

En el acto, le dispararon en múltiples ocasiones con armas automáticas y procedieron a verificar que Martine hubiera fallecido. Uno de ellos se paró sobre sus pies, le alumbró la cara.

Martine no se movió. Tenía la intención de darse por muerta, le funcionó.

La primera dama contó que los mercenarios procedieron a requisar las habitaciones de la casa en una aparente búsqueda de documentos. Solo cuando se cercioró de que se habían retirado, llamó al servicio secreto y salió a rastras hasta la sala de la casa, donde encontró atados al jardinero y una empleada.

El convoy

Antes de partir, los agresores tomaron consigo los videos de seguridad. Posteriormente fueron recuperados por la policía.

21 de ellos andaban repartidos en cinco camionetas pero solo seis ingresaron a la residencia incluyendo el teniente coronel del Ejército de Colombia, Carlos Giovany Guerrero Torres, quien dijo haber llegado solo hasta la cocina.

Al grupo se le ordenó “limpiar la casa”, es decir, asesinar a todos los que se encontraran allí. También se les pidió que rociaran con gasolina la vivienda.

En su defensa, los mercenarios alegan haber decidido no acatar esas órdenes aunque sí tomaron la decisión de asesinar al presidente. El testimonio de Palacio, de ser apresado con vida, deberá ser vital a la investigación.

La empresa Helidosa Aviation Group informó que realiza cientos de vuelos por ser la empresa líder de la región, incluyendo el del 21 de mayo del 2021 en la aeronave matrícula HI949, transportó a Christian Emmanuel Sanon, el haitiano-estadounidense detenido como presunto cerebro del magnicidio de Haití, junto a otros dos ciudadanos norteamericanos.

“El 19 de mayo 2021 fuimos contactados por una empresa estadounidense para solicitar un vuelo corporativo desde Fort Lauderdale, La Florida, hacia Puerto Príncipe, Haití, vuelo que fue adjudicado y reservado para el 21 de mayo”, señaló Alex Castillo, presidente ejecutivo de la empresa.

Enfatizó que estos tres pasajeros ciudadanos de los Estados Unidos pasaron todos los controles.

262 Vistas

Noticias Relacionadas

Casos COVID-19 en Tiempo Real