Ir a la barra de herramientas
Salud 

¿El zinc ayuda a prevenir el COVID-19?

Compartir:

Para mantenernos saludables debemos consumir una gran cantidad de vitamina y minerales que son indispensables para nuestro cuerpo. Uno de estos es el zinc un micronutrimento perteneciente al grupo de los minerales, llamado además «elemento traza esencial» porque muy pequeñas cantidades de zinc son necesarias para la salud de los seres humanos, pero el cuerpo humano no almacena demasiado zinc.

Para la Nutrióloga Clínica, Girsy Moreta  @lanutriologaclinica

el zinc es considerado el segundo más abundante en el mundo después del hierro y es imprescindible para el organismo humano por distintas razones, dentro de las cuales están: más de 300 enzimas requieren la interacción del zinc como catalizador (metaloenzimas).

Además, este mineral según la especialista participa de forma activa en reacciones enzimáticas, entre ellas intervienen en el metabolismo de las grasas, los hidratos de carbono y las proteínas. También contribuye con la producción de las hormonas sexuales como la testosterona

“EL zinc tiene un papel preponderante sobre el crecimiento y el desarrollo neurológico, en la síntesis o formación de las proteínas, en la división celular. Participa en la cicatrización de las heridas y es importante para el funcionamiento del olfato y el gusto. Otro papel que tiene el zinc es que funciona como regulador en las respuestas inmunológicas”, asegura la también obesologa y dietista.

Según Moreta, el zinc juega un rol fundamental en la respuesta inmunológica. “Ha demostrado suma importancia para el desarrollo y el funcionamiento adecuado de las células natural, participa sobre algunas funciones de los linfocitos T y en desarrollo de los linfocitos B, todas estas células pertenecen al sistema de defensas del organismo. El zinc a su vez influye en la producción de anticuerpos, especialmente la IgG, además tiene que ver en la activación de otras células del sistema de defensa como lo son los macrófagos”, dice.

El zinc modula la respuesta al estrés oxidativo que se genera durante la respuesta del organismo a la inflamación, esta última parte le otorga a este mineral un papel protector, preventivo y coadyuvante en el manejo terapéutico de COVID-19, a través de la reducción de la respuesta inflamatoria, según comentó Girsy a Estilos.

Además, agrega que este mineral posee propiedades antioxidantes, y una deficiencia de zinc se ha asocia con niveles elevados de daño oxidativo en los tejidos, incluyendo la oxidación de los lipidos (grasas) proteínas y el ADN.

 

 

51 Vistas

Noticias Relacionadas

Casos COVID-19 en Tiempo Real