Ir a la barra de herramientas
Noticias 

Maternidades de Santo Domingo registraron 5,326 partos adolescentes entre enero y octubre de 2020

Compartir:

Reyna Gómez y Yerlin Batista son dos chicas de 15 y 16 años, respectivamente. Ambas tienen dos hijos: en los dos casos, los niños mayores tienen alrededor de dos años y los menores, recién nacidos.

Estas dos adolescentes forman parte de las 5,326 jovencitas que se convirtieron en madres entre enero y octubre de este año, en una de las cuatro principales maternidades de Santo Domingo. Son apenas niñas que están pariendo y cuidando niños y, la generalidad de los casos, apunta a madres con un nivel socioeconómico prácticamente por debajo del nivel de la pobreza.

El año pasado, entre las maternidades de Los Mina, la Altagracia, de La Mujer y el Materno Reynaldo Almánzar se reportaron 5,644 partos de adolescentes.

Reyna Gómez, residente en el sector Gualey, en el Distrito Nacional, vive con su madre, su padrastro y sus dos hijos. Relata que no contaba con una cama donde dormir hasta este lunes cuando su padre le cedió la suya, ya que su ex pareja destruyó lo poco que tenían.

A sus 15 años ha tenido dos parto; uno de forma natural y otro por cesárea, pero lo más difícil para ella, ha sido el maltrato al cual la tenía sometida su ex pareja de 25 años.

“Él (su expareja) quería irse para el campo conmigo y los niños, pero no se pudo, porque él era muy celoso. Él me maltrataba mucho, cada vez que discutía conmigo rompía todo los trates. Cuando nos dejamos, la cama, la cuna del niño, todo lo rompió; yo vine aquí y dormía en el piso”, cuenta mientras sostiene a su bebé recién nacido entre sus brazos.

Reyna asegura que durante los dos años que vivió con su ex pareja, éste llegó a golpearla en varias ocasiones, una de esas en un ojo, el cual se vio muy afectado.

“Él no vive conmigo, el me dejó ante de que él (señala a su primer hijo) naciera, y a éste (el recién nacido) no ha querido declararlo, porque su familia dice que ninguno son de él”, cuenta en voz baja.

Maternidad de La Mujer

Su hijo más pequeño nació el viernes 13 en el Hospital de La Mujer Dominicana. De enero a octubre, en este centro se han realizado 688 parto a adolescentes. En el mismo período de 2019 la cifra se ubicó en 496.

Entre enero y octubre del 2019 y el mismo período del 2020, los partos de adolescentes atendidos en el Hospital de La Mujer Dominicana aumentaron en un 38.7 %. Este año se realizaron 409 cesáreas y 279 alumbramientos vaginales.

“Con éste (el recién nacido) yo iba a dar a luz normal, pero me tuvieron que ingresar de emergencia por problemas con el pitocín; hice convulsión, me subió la presión y me operaron de emergencia”, explicó.

Para cubrir los gastos de los niños, Reyna recurrió a solicitar una pensión para el más pequeño, debido a que solo cuenta con el apoyo económico de su madre que trabaja en una casa de familia y ha sido su mayor soporte.

Dice que, una vez inicien las clases y los niños estén un poco más grandes, quiere volver a la escuela que abandonó durante su primer embarazo. Cursaba el sexto grado de primaria.

 

Estadísticas

La coordinadora de la Unidad Adolescente de la Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia, Santa Pérez, explicó    que Latinoamérica tiene los promedios más altos de embarazos en adolescentes, y dentro de las de las regiones del Caribe, República Dominicana presenta una de las tasas de natalidad más altas.

“En República Dominicana, el promedio de embarazo adolescente ronda el 22 por ciento, donde un 19.5 por ciento corresponde a la parte urbana hasta un 23 por ciento a lo que es la parte rural”, explicó la doctora.

Pérez indicó que en la Maternidad la Altagracia, por ejemplo, asisten mensualmente en promedio entre 100 y 200 consultas nuevas de adolescentes embarazadas.

“Este año, estadísticamente quizás nosotros tengamos un sesgo de información por el COVID-19, tenemos nueve meses con el COVID-19 y aunque se dio la asistencia, muchas pacientes se quedaron en sus casas”, dijo.

En el caso del hospital Materno Infantil San Lorenzo de Los Mina, que se habilitó para atender casos solo COVID-19, de enero a septiembre del 2020 se realizaron 582 partos de madres adolescentes.

En el mismo período de 2019, esta maternidad practicó 1,698 partos de adolescentes. Mientras que, el hospital Materno Reynaldo Almánzar atendió a 1,560 madres menores de 18 años entre enero y octubre de 2020 y brindó asistencia a 1,250 en 2019.

Más allá del tema del COVID-19, Pérez resaltó que el panorama general del país presenta una reducción en embarazos adolescentes al pasar de un 23 % a un 20 % a nivel urbano.

“Existen muchísimas instituciones desde el Estado y organizaciones no gubernamentales, instituciones que tienen que ver como apoyo internacional, que están trabajando desde hace varios años en el tema , pues es una realidad social que impacta negativamente en nuestro país”, señaló.

El hospital Docente Universitario Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia registró 2,496 partos adolescente entre enero y septiembre del 2020, en el mismo período de 2019 fueron 2,200.

 

Dos hijos sin declaración

Fue justo en la Maternidad la Altagracia donde Yerlin Batista, de 16 años, se realizó el primer chequeo de su segundo embarazo. Tenía siete meses de gestación cuando asistió.

En la actualidad tiene dos hijos, un de dos años y una recién nacida. Vive con su pareja de 20 años en Quita Sueño, Haina. Hasta la fecha ninguno de los niños ha sido declarado, debido a que tanto ella como su pareja no tienen documentos de identidad.

Al hablar sobre su primer embarazo, explica que su papa quería que abortara, pero ella se negó. “Aunque fue muy difícil no me arrepiento”, dice.

Viven un una casa alquilada y se sustentan del trabajo de electricista de su pareja. En estos días ha recibido ayuda de una de sus cuñadas, mientras que su madre cuida del niño más grande.

“Ella (la bebé), tenía taquicardia igual que el otro (..). Yo lloraba mucho con el primero y con ella también (…) por algo familiar”, explica al indicar que esa inestabilidad emocional pudo haberle causado la afección cardíaca a sus hijos.

Impacto

La coordinadora de la Unidad de Adolescente de la Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia, Santa Pérez, indicó que el embarazo adolescente representa un impacto muy importante en la trayectoria de la vida de una mujer y, en este caso, de una adolescente.

“Por un lado, tú tienes el impacto negativo del embarazo en un plan de vida, en las oportunidades a nivel laboral. Impacta negativamente en el desarrollo psicosocial de un adolescente” explicó.

Pérez precisó que las últimas estadísticas de las Encuesta Nacional de Salud revelan que el 50% de las adolescentes están apenas en un nivel básico de educación, el 37 % ha desertado de las escuelas. “También contribuye a perpetuar lo que es el ciclo de la pobreza en nuestro país”.

Por otro lado, la doctora explica que esta situación, en materia de salud, impacta negativamente tanto por las complicaciones y los resultados negativos, tanto para la madre como para el hijo.

“Una de cada cinco mujeres que fallece por causas relacionadas al embarazo, es adolescente”, dijo.

90 Vistas

Noticias Relacionadas

Casos COVID-19 en Tiempo Real