Espectáculos 

Juana la Cubana, por más de 30 años puso en alto a RD con su güira

Compartir:

SANTO DOMINGO.-Durante 35 años Teresa Domínguez, conocida como Juana La Cubana, se mantuvo todo este tiempo con su güira en manos, poniendo en alto la República Dominicana.

Ella estuvo 11 años con Las Chicas del Can y los demás con la orquesta de Miriam Cruz, por lo que duró cerca de 35 años con su güira.

Es importante conocer a esta mujer que el mundo apodó Juana la Cubana, a propósito de cómo bailaba y al mismo tiempo tocaba la guira durante la interpretación en vivo del famoso merengue.

Su abuelo era acordeonista y su madre sabía ejecutar la tambora y la güira. En el hogar se escuchaba música todo el día y cuando tenía 11 años, doña Ana le empezó a dar las primeras prácticas con estos dos instrumentos.

Su madre le fabricó una güira con un metal, al cual le hizo decenas de hoyos, y con un alambre resistente construyó el gancho y de esa forma inició el rasgueo un tanto fuera de tono, pero en poco tiempo pudo aprender.

También aprendió a tocar guitarra de manera empírica y se integró en el coro de la iglesia de la comunidad ejecutando ese instrumento. A principios de los 80 se radicó en la casa de una hermana en Santo Domingo, pero no tenía pretensiones de entrar a una orquesta.

Con Las Chican
Su hermana Susana era cuñada de Manuel Vargas, hermano de Wilfrido, y en 1982 esta le manifestó que los hermanos Vargas estaban buscando músicos para formar una orquesta de merengue de mujeres y que sería bueno que participara en el “casting”.

Teresa le tomó la palabra y participó en la prueba. Cuando le llegó su turno tomó la tambora y al terminar a Wilfrido no le gustó como ella tocó y la rechazó.

-¿Tú sabes tocar algún otro instrumento?, le preguntó Wilfrido.
-Yo creo que sé tocar un poquito la güira, pero ese no es mi fuerte, respondió Teresa.
Pero desde que arrancó el músico quedó emocionado.

-Tú no eres tamborera, tú ya eres la güirera de esta orquesta, le dijo Vargas. Y la contrató de inmediato. A partir de 1982 quedó empleada con Belkys Concepción y Las Chicas del Can con un salario de 40 pesos por baile.

En esa misma fecha había entrado al Conservatorio Nacional de Música, pero las constantes giras internaciones y bailes en el país le impidieron continuar estudiando.

Su gran éxito
En 1986, durante una fiesta en Miami, la gente no reaccionaba a nada. Llegó el momento del tema Juana La Cubana y en ese momento decidió ponerse a bailar en el frente de la orquesta y de inmediato la gente se puso a bailar y aplaudir. Ese día fue bautizada como “Juana La Cubana”.

Con suerte

— Sus inicios
Su madre le dio las primeras prácticas de tambora y güira y se decidió por el primer instrumento, pues era el que mejor dominaba. Fue a un “casting” para ser tamborera de Las Chicas del Can y se quedó en la guira.

Fausto Polanco

255 Vistas

Noticias Relacionadas

Casos COVID-19 en Tiempo Real