Deportes 

Con Cristian Javier a la cabeza los Astros lanzan sin hits; Serie Mundial queda 2-2

Compartir:

FILADELFIA.— Cristian Javier y los Astros de Houston regresaron a su hotel la noche previa tras haber sido zarandeados por Bryce Harper y los Filis de Filadelfia en la Serie Mundial. Una charla de Javier con sus padres que habían venido de su natal República Dominicana para verle lanzar presagió una noche histórica.

Los padres le dijeron que el miércoles iba a lanzar ni más ni menos que un juego sin hits, algo que sólo una vez se había cristalizado desde que el Clásico de Otoño empezó a disputarse en 1903.

Y los padres del derecho de 25 años atinaron. Javier y los relevistas de Houston se combinaron para apenas el segundo juego sin hits en la historia de la Serie Mundial, amansando a los candentes bates de Filadelfia y sus bulliciosos fanáticos para una victoria 5-0 de los Astros que dejó el duelo empatado a dos victorias por bando.

Don Larsen de los Yanquis de Nueva York había lanzado el único juego sin hits en la historia del Clásico de Otoño, un juego perfecto ante los Dodgers de Brooklyn en el quinto juego de la edición de 1956. “Cuando ellos me dijeron eso, aumentó mi fe”, señaló Javier al relatar la conversación con su madre, Trinidad, y su padre, Cesilio. “Sabía que tenía un enorme compromiso, con la serie 2.-1 (en contra). Tenía que dejar lo mejor de mí“.

“Mis padres vinieron a disfrutar del éxito mío“, añadió. “Fue el mejor que podía darles”. Javier y los relevistas Bryan Abreu, Rafael Montero y Ryan Pressly no alcanzaron la perfección. Pero la rozaron. Los cuatro lanzadores posaron con el receptor puertorriqueño Christian Vázquez cerca de la cueva del equipo visitante instantes después del último out, cada uno poniendo una mano en la bola.

“Una locura“, dijo Vázquez. “Es algo especial”. Fue la segunda vez este año que Javier lideró un juego sin hits.

El 25 de junio en el Yankee Stadium, se combinó con Héctor Neris y Pressly para dejar sin hits a Nueva York. Entonces, Javier acumuló 115 lanzamientos en siete episodios. Cuatro meses después, empleó 97 lanzamientos. En la apertura más trascendental de su carrera, Javier esculpió su mejor obra de arte como lanzador.

“Bastante grande, con mi familia presente. nunca lo voy a olvidar”, comentó. Resguardado con una recta de cuatro costuras que a lo sumo llegó a las 95 mph y un slider, Javier dominó a placer en el feudo de los Filis. Los Astros aseguraron que este Clásico de Otoño se resuelva el fin de semana y en su casa.

Para el quinto juego el jueves en Filadelfia, el as de los Astros Justin Verlander intentará otra vez conseguir una esquiva primera victoria en la Serie Mundial al medirse contra Noah Syndergaard.

133 Vistas

Noticias Relacionadas