Ciclon Bomba Después de la tormenta…no viene la calma a NYC

El “ciclón bomba” continúa atormentando a los neoyorquinos y las autoridades advirtieron sobre las gélidas temperaturas y la peligrosa formación de hielo en calles y carreteras tras el azote de la poderosa tormenta de nieve

No habrá calma para la ciudad de Nueva York tras el inclemente azote del “ciclón bomba” el jueves, que dejó el jueves entre 8 y 12 pulgadas de acumulados de nieve en los cinco condados. La nevada fue solo el inicio deltormento invernal para los neoyorquinos, que este viernes y todo el fin de semana tendrán que seguir soportando el frío ártico extremo, con pronósticos que afirman que las temperaturas bajarán drásticamente, además de la peligrosa formación de hielo en calles y carreteras, advirtió el alcalde Bill de Blasio.

El Servicio Meteorológico Nacional informó que el termómetro marcará hasta un mínimo histórico de entre 7° y 4° Fahrenheit este viernes, aunque el sábado será mucho más gélido, con temperaturas polares de entre 3° y 2°. El récord del 6 de enero más frío de la historia se registró en 1896 cuando las temperaturas bajaron a los 2° Fahrenheit.

“Las temperaturas frías prolongadas son extremadamente peligrosas, especialmente para las poblaciones vulnerables. Aconsejamos a los neoyorquinos que permanezcan en sus hogares tanto como sea posible. Trate de ayudar a otros a mantenerse seguros, especialmente adultos mayores, desamparados y discapacitados”, dijo el Comisionado de la Oficina de Manejo de Emergencias, Joseph Esposito.

Reabrirán las escuelas 

De Blasio informó que las escuelas abrirán normalmente este viernes, pero algunos padres temen por la seguridad de sus hijos debido al frío intenso.

“Tal vez no lleve a mi niño a la escuela, no creo que para el viernes las calles estén limpias. Hará mucho frío, los niños pueden enfermarse. Las escuelas debieron permanecer cerradas hasta el lunes. Hay maestros que viajan desde vecindarios lejanos, habrá mucho hielo en las carreteras, no es seguro”, dijo Alexia Céspedes, una madre de Sunset Park.

Las autoridades alertaron a los padres que se debe tener un cuidado extremo con los pequeños cuando salgan a las calles, debido al frío intenso que sentirá a partir del viernes y sábado

Ese frío extremo que afectará a la ciudad llega luego de la primera nevada del 2018 que obligó el jueves al gobernador Andrew Cuomo a declarar el ‘estado de emergencia’. “Esta no es una tormenta de nieve normal”, advirtió el Cuomo en una conferencia de prensa. “Es nieve con potentes ráfagas de viento, y eso cambia la situación dramáticamente”

Inicialmente, las autoridades pronosticaron ráfagas de hasta 40 millas por hora, pero posteriormente el Servicio Meteorológico Nacional registró vientos de entre 55 y 60 millas por hora, lo que provocó que dos tercios de los vuelos fueran cancelados en los aeropuertos de Newark, Kennedy y LaGuardia. Rick Cotton, director ejecutivo de la Autoridad Portuaria, informó que 95% de los vuelos desde LaGuardia fueron cancelados el jueves.

Cerca de 900 vuelos de salida y llegada fueron cancelados en el Aeropuerto Internacional Liberty de Newark, además de los 600 en LaGuardia y 428 en el JFK, según FlightAware.

Lo peor será el fin de semana

“En 15 años en Nueva York no había sentido un frío como este”, dijo el inmigrante mexicano Juan Roberto Luna, un repartidor de comida residente de Brooklyn. “Lo peor es después de la nevada, todo ese hielo negroen las calles es muy peligroso para los que trabajamos afuera todo el día. Es necesario andar bien abrigado para soportarlo”.

Las autoridades estiman que la situación no será mejor este viernes pese al despliegue de unos 1,500 camiones equipados con palas y esparcidores de sal. El alcalde De Blasio expresó preocupación por la peligrosa formación de hielo en calles y carreteras, y por ello el jueves también declaró la ‘emergencia invernal’ en la Gran Manzana.

Los funcionarios informaron de 86 accidentes de tránsito menores hasta el mediodía del jueves en las resbaladizas carreteras locales.

El gobernador Cuomo describió como “horribles” las condiciones en grandes autopistas como el Long Island Expressway, una situación de riesgo que se extenderá el fin de semana debido a la formación de hielo.

“Será un viaje feo y difícil si tiene que presentarse en el trabajo, eso es lo que debe esperar”, dijo Cuomo.

Sin embargo, las ráfagas serán menos potentes el fin de semana, aunque algunas zonas de nuestra área tendrán acumulados de nieve hasta el viernes. El Servicio Meteorológico Nacional emitió una advertencia de tormenta de nieve hasta la 1 a.m. del viernes para Long Island.

“Estamos monitoreando (la tormenta invernal) a medida que avanza. Nuestra mayor preocupación es la interrupción de la energía eléctrica debido al viento”, dijo la ejecutiva del condado de Nassau, Laura Curran.

Entre tanto, la comisionad de Sanidad de la Ciudad, Kathryn Garci, indicó que aunque se están haciendo las rondas de limpieza de la nieve, no se debe espera ver el asfalto ya que las temperaturas seguirán muy bajas y se espera que se forme hielo en las calles con la nieve que ha caído.

También se informó que las normas de estacionamiento alterno seguirán suspendidas hasta el fin de semana para facilitar la remoción de nieve, aunque los autos que estén obstaculizando el paso de los vehículos de emergencia serán remolcados. Se recordó que el pago en los parquímetros permanecerá vigente en toda la ciudad.

Así se combate la tormenta invernal

  • La Ciudad cuenta con 270,000 toneladas de sal para esta época invernal.
  • Los 2,400 trabajadores del Departamento de Sanidad están respondiendo a la emergencia en turnos de 12 horas.
  • La Ciudad desplegó 1,500 camiones con palas para remover nieve y 693 esparcidores de sal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *